Mi Dia de Voluntariado – Julio

Bookmark and Share

IMG_1355Mi día de voluntariado empezó meditando en la palabra voluntad y la fuerza que esta representa, cada ser sin voluntad no es capaz de hacer nada, y para ejemplo de ello presento un resumen de mi experiencia.

Ante todo debo reconocer que no se me hizo fácil estar en contacto directo con esos pequeños niños que por sus distrofias y deformaciones tienen convulsiones y aquí el por qué, cuando era pequeño vivía junto a nuestra casa un chico con epilepsia y siempre lo veíamos convulsionar y eso me asusto mucho por no saber que pasa y por no poder hacer nada para ayudarle, tenía miedo solo me hacía a un lado a contemplar y esperar que pasen con asombro esos momentos de angustia y desesperación, quizás por eso fue para mi difícil.

IMG_1361Me di cuenta desde un inicio que los niños si tienen voluntad y quieren vivir quieren sentir el amor el cariño la calidez de una manta que los arrope, aunque no puedan expresarse con palabras lo hacen con sus ojos abiertos como soles que te gritan desde adentro aquí estoy, estoy vivo y quiero vivir.

También aprendí de la voluntad que se fortalece y crece cuando tomas la decisión de querer ayudar de cumplir tu propósito en la vida que es servir a los demás, y aprendí desde la frase niños especiales termino que ni entendí bien sino hasta ayer por qué son especiales y eso que he participado en la fundación con obra social desde hace mas de 10 años, con mi guitarra animándoles cantándoles en los pases del niño, sirviendo la comida colaborando económicamente en rifas y casusas benéficas, etc.

Pero al estar en contacto con esos angelitos supe que son especiales por el trato especial que necesitan en cuidado alimentación aseo y sobre todo mucho cariño.

IMG_1358

Conversé con los terapeutas que trabajan ahí con la estimulación física y de lenguaje, me enseñaron a dar suaves masajes con algodón, un borrador de tiza, un pincel fino y una pelota de lana rellena de semillas de frijolitos, muy suavemente y siempre hacia arriba hay que estimular los movimientos de las extremidades atrofiadas que no tienen músculos desarrollados en unos casos y solo sientes huesos deformes y sentí tantas cosas: tristeza, ternura, dolor, compasión desesperación impotencia, clamé al cielo que los levante así como Jesús sano a tantos enfermitos tullidos cojos ciegos y postrados por años atormentados en camillas por enfermedades similares a las de estos pequeños y en silencio solo espero conocer la respuesta a las preguntas que aun sigo teniendo sin respuestas.

Apoyado mi espalda a la pared de cemento en un cojín cilíndrico semi duro forrado de cuero iba conociendo a los Ángeles de este lugar santo donde se aparta el tiempo para darse a los que realmente te necesitan.

Mis pequeños amigos fueron Kevin que no dejaba de sonreír en las terapias con 13 años de edad, quien después de la terapia debía usar un arnés ya que su columna tenía a deformarse como una c; luego Antonio un niño de 3 años que parecía de 6 meses se espera a que su cerebro elimine el agua acumulada para ver su desarrollo, luego Carolina mi primita que la conocí sana y que caminaba y hablaba creció sin novedades hasta los 3 años luego enfermo de meningitis y quedo postrada en una silla de ruedas, ella es muy cariñosa muy inteligente muy alegre le dimos masajitos en las piernas y jugamos con un rompecabezas ella si puede hablar muy lento pero se hace entender, sabe reconocer colores frutas animales y números. Y le di terapia en su piecito izquierdo que lo tiene torcido es el que menos lo mueve, a su vez hubo un niño que me llamo la atención se llama David y miro pocas veces lo que hacia con Carolina y mas nos escuchaba ya que el estaba en terapia con el especialista a mi lado izquierdo, de pronto lo dejo en la colchoneta y se sentó y empezó a coger las piezas del rompecabezas y me empezó a indicar y yo le respondía eso es tal cosa de tal color etc.. y cuando le daba la información de cada piecita el ponía en la caja y sacaba otra y me indicaba, empezó a jugar conmigo y me hizo compañía mientras yo daba el masaje a Alex otro niño que cuando sintió mi energía y los suaves movimientos en sus pies durmió profundamente, él tenía el bracito izquierdo envuelto en una venda con un cartoncito para que se le haga mas rigido y recto y no doblado o recogido como normalmente lo tiene, le di masajitos en su bracito izquierdo en la parte de la muñeca que lo tiene totalmente doblada hacia abajo y aun con masajes no se la puede poner recta, esto para ellos es doloroso por eso hay que hacerlo muy suave y constantemente ya que se atrofian y se crean fibras o no se como se llaman partes dentro de las coyunturas en donde se hace duro y romper esto con masajes es muy difícil y de mucha paciencia y constancia y eso a ellos les duele mucho. Y no solo es esto luego hay que darles de comer todo licuado porque no tienen las dentaduras completas, cambiarles pañales porque se ensucian etc, de eso se encargaban otras personas que también trabajan ahí.

La verdad fue una experiencia única de muchas emociones pero mas que experiencia el saber que a veces uno se queja por desear tonterías materiales cuando hay gente pobre humilde sin recursos que no tienen nada y aun así son enfermitos son especiales pero con ganas de vivir de luchar, de salir adelante y con el propósito de enseñarnos a ser especiales a nosotros pero en el servirles de alguna manera en darles sin esperar nada a cambio en incrementar nuestra fuerza de voluntad al entregarnos al prójimo.

Lo hizo Jesús lo hizo Gandhi, lo hizo la Madre Teresa y las personas que lo hacen actualmente son grandes entre los grandes una de ellas es mi madre a quien admiro tanto y amo por su labor y su enseñanza cada día.

Por: Rodrigo Hidrovo

Leave a Reply